miércoles, 30 de noviembre de 2011

Economía callejera: el coche de María está roto

María entró en la tienda de reparación de coches, llevaba el corazón en un puño después de una semana de intercambio de llamadas con el técnico. Al principio, parecía que el vehículo tenía una avería menor, pero conforme pasaron los días, la avería principal se fue haciendo más y más visible.

- Buenas tardes, ¿como está mi trasto? - dijo María esperanzada.
- Buenas tardes. Pues parece que no muy bien - la cara del mecánico era un poema.
-¿Volverá a funcionar?
- Puede que sí, pero no como antes. Tal vez los frenos irán peor o el motor no vaya tan fino. Lo que si le aseguro es que el coche no volverá a funcionar como antes de estropearse.
- ¿De verdad? - María se estaba poniendo triste por momentos -, al principio parecía que no era para tanto...
- Si, lo siento. Conforme la despiezamos nos fuimos encontrando averías cada vez más gordas.
- Pues es una faena... ese coche me ha proporcionado ratos estupendos... ¿qué me recomienda?
- Bueno, hemos pedido una pieza a Alemania, pero no creemos que sea la solución. Tal vez debería pensar en tener un plan B, puede que comprar otro aparato...

María, desilusionada, abandonó el taller pensando en que tal vez podría haber trabado mejor su vehículo. Tal vez si no lo hubiera metido por caminos de cabras, tal vez si no lo hubiera llenado hasta los topes con sus amigas en las salidas nocturnas... tal vez si no...


Ahora veámoslo desde otro punto de vista...

- Buenas tardes, ¿como está hoy la economía? - dijo la ministra esperanzada.
- Buenas tardes. Pues parece que no muy bien - la cara del asesor era un poema.
-¿Volveremos a crecer?
- Puede que sí, pero no como antes. Tal vez los sueldos serán menores o el desempleo estructural será mayor. Lo que si le aseguro es que la economía no volverá a funcionar como antes de la crisis.
- ¿De verdad? - la ministra se estaba poniendo triste por momentos -, al principio parecía que no era para tanto...
- Si, lo siento. Conforme investigamos nos fuimos encontrando pufos cada vez más gordos, se lo decimos a la gente poco a poco para que no nos linchen y no se alarmen antes de tiempo.
- Pues es una faena... la economía nos ha proporcionado grandes alegrías... ¿qué me recomienda?
- Bueno, hemos pedido ayuda a Alemania, pero no creemos que sea la solución. Tal vez debería pensar en tener un plan B, puede que realizar reformas estructurales...

Como ya comentamos, se ha confirmado que Europa no tiene dinero suficiente para rescatar a Italia y a España a la vez. Además, las embajadas británicas preparan un plan para el caso de que el euro se hunda y los griegos andan retirando dinero de sus bancos a marchar forzadas. Esto es así, hace tiempo que lo venimos diciendo y, por desgracia, andamos acertando.

  Fuente: gurusblog.com

Gracias por la inspiración MariaG

martes, 29 de noviembre de 2011

Privatizamos beneficios, socializamos pérdidas: la piscina de don Román

Don Román Ufano era el cacique de la Puebla del Rey Fermín y como tal, tenía más tierras que nadie. Como la Puebla del Rey Fermín era uno de los lugares más calurosos del país, el tener una piscina era una necesidad que todas las familias tenían cubierta. El lujo estaba determinado por el tamaño de ésta y, por eso, la piscina de don Román era la mayor de toda la región.

Con el tiempo, don Román se planteó ampliar aún más su piscina para incluir un jacuzzi, un spa y una cascada de piedra. Tras meses de obras, el complejo acuático de don Román se terminó. Corría el mes de diciembre y el cacique se relamía esperando la llegada del verano.

Cuando llegó el estío, la sorpresa fue mayúscula. Las obras habían sido ejecutadas de mala manera, es lo que tiene encargarlas a la subcontrata de una subcontrata, y la piscina perdía agua. Las reparaciones duraron hasta mayo y, cuando la piscina estuvo arreglada, don Román se dispuso a llenarla. Imaginad su sorpresa cuando vio que, tras llenar su enorme piscina de nuevo, el pozo de sus tierras se había secado.

Desde ese preciso instante, el alcalde, amigo íntimo de don Román, inició una campaña en la Puebla del Rey Fermín. Mediante los periódicos locales informó a la población de lo trágico que sería que el cacique no pudiera bañarse al verano siguiente. Si el cacique no se bañaba, estaría de mal humor y eso se reflejaría en los contratos de alquiler de tierras, en sus aportaciones para las fiestas patronales, etc… Según el alcalde, si cada familia donaba un poquito de su agua, don Román podría bañarse.

A pesar de la generosidad de los lugareños, la piscina del cacique era demasiado grande para llenarla. Se llegaron a vaciar todas las piscinas del pueblo y, aún así, en la de don Román apenas llegaba el agua a las rodillas.

Cuando llegó el verano, todo el pueblo se asó de calor. Bueno, todo no, don Román podía acostarse en su piscina y quedar casi cubierto por el agua. Privatización de beneficios, socialización de pérdidas.

¿Os suena de algo esta historia? Ahora no se llama sequía ni nada por el estilo. Se llama crisis financiera internacional o crisis de deuda soberana... se llamará de cualquier forma excepto como en realidad se denomina: atraco.

Vale que los ciudadanos no somos del todo inocentes, a todos nos ha gustado pensar que éramos ricos, pero de ahí a hacernos responsables...

Este post viene a cuento por este vídeo que un lector anónimo me envió pidiéndome opinión sobre él.Pues bien, este post es mi opinión.

Fuente: elblogsalmon.com

Pd: magnífica viñeta y 100% acertada, aunque está muy muy cerca, lo peor está por llegar.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Vaya por dios

Lo siento chic@s, me tienen de arriba para abajo y no me da tiempo de escribir hoy.

Os dejo la tradicional viñeta y los links a los dos artículos del vienes.

 
Fuente: theopinionopinion.com

viernes, 25 de noviembre de 2011

Esos malditos mercados

Con frecuencia, oímos a la gente quejarse de que nos gobiernen los mercados. ¿Pero quiénes son esas manos que guían la economía y controlan nuestra existencia?

Baldomero Cascajo, de los Cascajo de Villadonoso del Tomillar, emigró hace treinta años a la gran ciudad. En su pueblo ya había dos ferreterías y se hacía difícil cumplir su sueño de tener su propia tienda de herramientas.

Tras años de duro trabajo, Baldomero consiguió hacerse un hueco en el mundo del comercio al por menor y se convirtió en el ferretero de su barrio. La vida le sonreía, se dedicaba a lo que le gustaba, ayudar a la gente en sus reparaciones aconsejándoles la herramienta adecuada. Y, además, ganaba dinero con ello.

El negocio iba tan bien, que un buen día el Señor Paco, amigo de Baldomero y director de la sucursal de la Caja Dezapatos, le comentó a éste durante el desayuno que debería sacar algo de jugo al dinero que estaba ganando. Precisamente, su Caja tenía un fondo de inversión garantizado al 7%. “Un negocio redondo”, le dijo el Señor Paco a Baldomero.

Al ferretero le gustó la idea de ganar un poco de dinerito extra, total el fondo estaba garantizado. De buena gana invirtió en el fondo y se olvidó del tema. Este fondo, invertía un 30% del capital en deuda de los países, un 10% en oro y un 60% en renta variable (bolsa).

Como el fondo estaba garantizado, sus gestores sabían que no podían tener pérdida alguna, de forma que al primer síntoma de peligro, se llevaban el dinero a otra parte. Eso fue lo que hicieron cuando la prima de riesgo española superó los 500 puntos y cuando el Ibex cayó un 3% poco tiempo después. Debían lograr la rentabilidad del 7% que anunciaban.

Mientras tanto, en la ciudad, Baldomero charlaba con uno de sus clientes. El gobierno anunciaba una serie de medidas para intentar calmar a los mercados. Los dos hombres estaban de acuerdo en que parte de la culpa de la crisis era de los especuladores y los mercados. Coincidían en que ya les gustaría ponerles la mano encima a esos “peces gordos” que se lucraban destruyendo a los países.

Meses después, Baldomero recibió su 7% de beneficio y se felicitó por haber invertido tan bien su dinero.


Los mayores inversores, de lejos, son los institucionales. Grandes sociedades que gestionan fondos de inversión o de pensiones. No os digo que no tengan nada que ver con lo que está pasando, pero tampoco se les puede culpar de todo sin conocimiento de causa.



Fuente: bienvenidosalatierra.com

Sihaycrisis en Twitter: @Insignificantiu

Pd:  hoy han salido dos artículos por el precio de uno, el siguiente lo tenéis a continuación

La vida sigue igual...

Hoy voy a echar mano del título de esta canción que, creo, resume todo el espíritu de este post.

Me sorprende la cantidad de gente que esperaba que con el nuevo gobierno se acabara la crisis de forma casi instantánea. Gente que se sorprende de que el Ibex siga cayendo o la prima de riesgo subiendo. Cada vez que oigo o leo un comentario que sigue esa línea, no puedo evitar preguntarme: ¿acaso ha cambiado algo?

¿Hay menos parados?
¿El país, debe menos?
¿Nuestro modelo económico ha mejorado?
¿Los ancianos ya no buscan en los contenedores?
¿Los comedores sociales ya no están abarrotados?
¿Los sindicatos van a empezar a velar por los trabajadores?

No, no, no y mil veces no.

Entonces, si nada ha cambiado en la economía, ¿porqué deberían marcar algo diferente sus termómetros?

Es cierto que la prima de riesgo (diferencia entre el interés que paga el bono alemán y el español) ha bajado algo, pero ojo, que nadie se confíe, la prima de riesgo ha bajado no porque España esté mejor, sino porque Alemania está peor.

Alemania ha ido bien porque el resto de países les ha seguido comprando sus mercancías. Solo por eso. Y por eso mismo, los bancos Alemanes y Franceses tienen deuda y porquería de toda Europa. Y por eso mismo se ha permitido a países como Grecia falsear sus cuentas durante años. Porque era rentable. Ahora que no lo es, entonces es el momento de hacerse los ofendidos.

 Los países no dejan de aplicar recetas tradicionales para problemas nuevos. Igual que un cocinero que sólo sirve patatas fritas aunque le pidan un solomillo al cabrales. A menudo dan ganas de gritarles: que es una crisis sistémica, imbécil.

A los mercados, que no son ni más ni menos que un mecanismo de financiación para empresas y países, hay que hacerles cambiar de opinión para obligarles a romper la tendencia. Actualmente, ésta es a la baja y nada la cambiará hasta que o bien se agote, o bien de verdad se les convenza de que las cosas van a cambiar.

Aunque, en realidad, he de reconocer que la cosa sí ha cambiado, pero no a mejor.


Fuente: noticiaserb.wordpress.com

jueves, 24 de noviembre de 2011

España-Alemania: esta vez es personal

Mucho se ha hablado acerca de la competitividad, la productividad, etc... Se dice que los alemanes están mejor y cobran más porque son más productivos. También se dice que la solución a esta crisis pasa por ser más competitivos. ¿Pero sabemos realmente que significa esto?

Fritz es operario de una fábrica de aparatos de radio en Frankfurt. Su tarea consiste en atornillar las diferentes partes de que consta uno de estos aparatos. Cada día fabrica 20 radios y gana por ello150 dólares ya que tiene el último destornillador eléctrico existente en el mercado. El precio de coste de estas radios es de 7'5 dólares unidad.

Paco es operario de una fábrica de aparatos de radio en Madrid. Su tarea consiste en atornillar las diferentes partes de que consta uno de estos aparatos. Cada día fabrica 10 radios y gana por ello100 dólares, Paco tiene un destornillador digital (lo agarras y le das vueltas con los dedos). El precio de coste de estas radios es de 10 dólares unidad.

Suponiendo que el empresario le sube el precio un 10% (margen), ¿qué radio compraríais?

Claramente, el alemán es más productivo, de modo que ¿qué se puede hacer para que los españoles también vendan radios?

En 1990, el presidente de España habría devaluado la peseta un 50%. Ahora el español, gana lo mismo en pesetas, pero sólo la mitad en dólares. De modo que el coste unitario de la radio se ha reducido a la mitad  y, de golpe, España es competitiva. Eso sí, los Mercedes, el chocolate suizo o la CocaCola cuestan el doble de un día para otro.


En 2011, el presidente de España está en la eurozona. No puede devaluar el euro. De modo que si quiere ser más competitivo, ha de conseguir rebajar los costes de otra forma. Puesto que el coste principal de la radio era el salario del obrero, la forma más clara de rebajar costes (sin llevarse la fábrica a Lejostán) es rebajar el salario del obrero, o quitarle una paga extra (de modo que puede seguir pagando la hipoteca mensual pero no darse caprichos en navidad) o quitarle días de fiesta.

Tradicionalmente, en España se ha preferido tener mano de obra barata a mano de obra cualificada. Para que contratar a alguien cualificado que me haga el trabajo de 5 personas si puedo contratar a 5 personas sin cualificar y pagarles menos (en conjunto) que a la persona cualificada. Sin embargo, ahora se echa la culpa de la baja productividad a los españoles.

Como diría Fractalio, el crecer hasta el infinito además de inviable, es una estupidez. Ciertamente, es algo que sólo a un economista o a un matemático se le podría ocurrir. Funciona en teoría, pero es que en teoría funciona hasta el comunismo.

La solución es cambiar el modelo, claro, pero... ¿quién le pone el cascabel al gato?

 
Fuente: efectoefe.wordpress.com

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Examinando la situación...


1) Dados los datos pertenecientes a un país hipotético que llamaremos Hispanistan (Bucan Trademark), con los datos que se le proporcionan a continuación calcule:

Estimación deuda emitida en 2011:            170.000 millones
Ingresos del Estado en 2011 por tributos:  120.000 millones
Posible préstamo del FMI:                         46.000 millones a pagar en 1 o 2 años
a)      ¿Cuánto durará el dinero del FMI?
b)      ¿Servirá para algo más que para llevar a navidades?
c)       ¿Tendrá como doble intención hacer pensar a la gente que la cosa se arregla para que aumente el consumo en fechas tan propicias?

2) Teniendo en cuenta el dato que se le proporciona a continuación, responda a las siguientes preguntas:

Deuda pública y privada a la que hacer frente en 2011: 400.000
Caída anual del consumo minorista:                              -5’5%
Desahorro de las familias:                                             -5%

a)     Dada la cantidad de deuda conjunta a la que hay que hacer frente el año que viene, ¿se podrán subir los impuestos con la esperanza de recaudar más? Tenga en cuenta que:

1.- Las familias están desahorrando para mantener el ya de por sí bajo nivel de consumo.
2.- La recaudación de impuestos indirectos (IVA sobre todo) está asociada al consumo.
  
b)      Si ha contestado SI a la pregunta 2.a),  conteste ahora: ¿servirá de algo?
c)       Si ha contestado NO a la pregunta 2.a),  conteste ahora: ¿ve ud. otra opción?

3) Teniendo en cuenta todo lo anterior:
a)  ¿podrá España recuperarse focalizándose en la demanda interna?, ¿y en la externa (exportaciones) dada la competitividad que presenta respecto a otros países?
b) Si se baja el sueldo a los funcionarios, qué cree que sucederá (puede tener varias respuestas)
   1) Habrá un ahorro significativo
   2) El ahorro obtenido se lo gastarán los políticos en chorradas
   3) Disminuirá aún más al consumo
   4) Nada de lo anterior


Cuando acaben, firmen el examen y dejen los bolígrafos y los folios (y si les sobra algún eurillo) en la mesa del profesor, que andamos cortos de material y largos de tonterías (embajadas y televisiones autonómicas, niveles de administración, etc...



Fuente: euribor.com.es

Sihaycrisis en Twitter: @Insignificantiu

martes, 22 de noviembre de 2011

¿España e ITalia pueden ser rescatadas?

La situación económica actual hace que esta sea una pregunta que no suena tan descabellada. Al contrario de lo que las soflamas políticas puedan dar a entender, España no está bien ni de lejos. Ni siquiera estamos mejorando. Pero en caso de que fuera necesario, ¿España podría ser rescatada? Dejadme que os cuente la historia de Diego “el cucaracha”.

Diego “el cucaracha” era el mejor futbolista argentino del momento, le llamaban así porque parecía que tenía cientos de patas cuando jugaba en el campo. Como suele ser habitual, su clausula de rescisión era astronómica.

Un buen día, el presidente del Manchester United decidió que le quería entre sus filas. Como consecuencia de esto, la acciones del club comenzaron a subir de forma descontrolada. Con la euforia e la contratación, los directivos del club comenzaron a echar cuentas. El presidente lo planteó como un problema de matemáticas:

Si tenemos que la cláusula de rescisión de Dieguito es 6 veces la de último jugador que contratamos, Richard Griego, fijada en 160 millones de euros, y además tenemos que pagar el sueldo de los jugadores que equivale, en suma, a la clausula de rescisión del Cucaracha.
¿Cuánto dinero necesitaremos?, ¿de dónde vamos a sacarlo?

Tras horas de llamas de teléfono y búsquedas por internet los directivos presentan la solución.

En total necesitamos 1.920 millones de euros. Si los recursos propios del club, que pensábamos que eran de 440 millones resulta que son de 330 millones porque el socio que iba a poner los 110 restantes, está pasando un momento difícil. Por otro lado, la agencia publicitaria FMI (Fábrica de Monedas de Imitación) se ofrece a poner otros 600 millones, siempre y cuando 400 millones los obtenga de otros asociados conocidos como “consorcio BRIC”.

Finalmente, a la vista de las cifras, el presidente se levantó de la silla y dijo: ¿entonces, es posible ficharlo?


Si tenemos en cuenta que la economía española e italianas son 15 veces superior a la griega (200 millones de dólares de PIB frente a los 3.000 millones de dólares España e Italia sumadas) y que para la griega se han usado 160.000 millones de euros de momento, podemos esperar que el rescate español e italiano sean, siendo generosos, de 1,600.000 millones de euros.

Si tenemos en cuenta que el EFSF o Fondo de Rescate Europeo cuenta con 440.000 millones, de los cuales unos 100.000 vienen de Italia, y que el FMI a pesar de contar con 600.000 millones de € sólo puede movilizar algo más de unos 200.000 pues el resto son préstamos a los que se han comprometido los BRICS, pero que aún no se han efectuado.

Lo de Grecia, Irlanda y Portugal ha sido un juego de niños comparados con nosotros y los italianos.

¿Podrán España e Italia ser rescatadas?


Fuente: cuquito.wordpress.com 

Sihaycrisis en Twitter: @Insignificantiu

lunes, 21 de noviembre de 2011

Un banco "malo": la fiebre de la lechuga

Una de las peticiones hechas, por los grandes bancos de nuestro país al gobierno, ha sido la creación de un banco malo. Ya se que muchos piensan que los bancos "malos" ya están creados y son todos, pero no es eso exactamente. Dejadme contaros una historia.

Villacañas del Tomellar era un pueblo tranquilo, apacible y casi autosuficiente. Tenían carniceros, agricultores, maestros, ferreteros, arquitectos, médicos, etc... En el acta de constitución del pueblo, figuraban derechos tan variados como el trabajo digno, una buena vivienda o el derecho a una alimentación sana.

Un día, se hicieron públicos unos estudios que revelaban que consumir lechuga de vez en cuando aumentaba la calidad de vida e incluso podía alargarla. Por una feliz coincidencia, a la mitad de las amas (o los amos) de casa del pueblo le pareció buena idea cenar ensalada. No cort@s ni perezos@s se fueron al mercado. L@s primer@s, salieron con su lechuga bajo el brazo, content@s por las promesas de longevidad. L@s que no consiguieron una, la compraron sobre papel, es decir, la encargaron para el día siguiente. La fiebre de la lechuga se había desatado.

Los cocineros de el pueblo, se dedicaron a crear platos a base de lechuga y ésta se convirtió en un bien de lujo cuyo precio subía casi a diario, aunque a nadie le importaba. Como el suministro de lechuga era limitado, los vecino de Villacañas del Tomellar comenzaron a comprar con meses de adelanto. Ante la gran demanda, el ayuntamiento comenzó a vender terrenos comunales para que se plantaran más lechugas. A pesar de todo, sus precios no paraban de subir.

No era de extrañar si pensamos que los vegetales tardaban un tiempo en crecer y, además, el terreno para plantarlas cada vez era más caro. La locura llegó a tal punto, que había vecinos que compraban varias lechugas entre semana para luego revenderlas el fin de semana a un precio mayor. Total, la lechuga nunca bajaba, era mejor inversión que el oro.

De repente, un día, todo cambió. Las lechugas estaban tan caras, que casi nadie podía comprarlas y los bancos del pueblo ya no daban créditos de consumo para comprarlas. Los habitantes, ya no podían permitirse comer lechuga a diario. Tristes por la perspectiva de la longevidad perdida, ese día nadie compró lechuga y el enorme stock que había en el mercado esperando a ser vendido se quedó allí.

Los grandes fruteros y verduleros del pueblo, que se habían enriquecido hasta alcanzar cotas inimaginables (como "el Nemesio el Cabra", que iba de su casa al "sembrao" en "helicóptero"), se preocuparon. De repente, se encontraron con sus almacenes repletos de lechuga que se pudría por minutos, sin embargo, no querían venderla a un precio inferior. Eso significaría reconocer pérdidas en su negocio y la confianza en los verduleros caería.

Armados con amenazas veladas y una propuesta se dirigieron al ayuntamiento a hablar con el alcalde. Le propusieron que el consistorio les comprara las lechugas al precio que ellos pedían, de modo que dieran salida al stock acumulado en sus almacenes. Luego, el ayuntamiento podía revenderlas o dárselas de comer a los cerdos. Tanto les daba. El alcalde sabía que eso haría que los ciudadanos pagaran, a través de tributos, la diferencia entre el precio que los verduleros daban a sus lechugas y el precio real de mercado.

El alcalde se encontró dividido, las amenazas de que no habría otra fruta o verdura que lechuga durante meses le preocupó. Si creaba "la frutería mala", los magnates del pueblo estarían contentos con él y eso siempre venía bien. Pero, a la vez, traicionaría a sus ciudadanos al hacerles pagar las pérdidas de otros.

¿Qué hizo el alcalde?


Pues eso, lo que los grandes bancos pretenden, es que con los impuestos de todos se les compre las viviendas a precio burbujil. Y que luego, el gobierno, haga lo que quiera con ellos. Así, los bancos limpian sus balances y el gobierno "soluciona" el problema crediticio. Todos contentos... bueno, los ciudadanos no, que tendrán que cubrir las pérdidas de los mismos bancos que les quitan las casas y les deniegan los préstamos.

Pero claro, ya han pasado las elecciones, ¿a quién le importan los ciudadanos?


Fuente: patapumparriba.com

Sihaycrisis ahora en Twitter:  @Insignificantiu

viernes, 18 de noviembre de 2011

Intervención vs rescate: la historia de Manolito Povedilla

Manolito Povedilla es un chaval de 14 años como otro cualquiera. Un buen día su profesora, la señorita Pons, decide poner un trabajo a toda la clase. Manolito, con la alegría vital que te da tener que hacer deberes extra, llega a casa dispuesto a quitárselo de encima cuanto antes.

Para hacer el susodicho trabajo, Manolito pide prestado el ordenador a su padre porque "es más potente que el suyo". Nuestro protagonista comienza a navegar buscando información acerca del apareamiento del escorpión moteado del Canadá. No se sabe como, o sí, Manolito acaba navegando por páginas de sexo y videojuegos y acaba colgando el ordenador.

Con cara de cordero degollado, Manolito va a contárselo a su padre rezando para que no se enfade. Su padre, Ramiro Povedilla, es un hombre comprensivo. Consigue arreglar el ordenador y le explica a Manolito lo que tiene que hacer para que no se le vuelva a colgar el ordenador.

Manolito ha sido intervenido.

Durante un par de días, Manolito sigue el consejo de su padre y todo va bien. El problema es que al final, aunque la mona se vista de seda, mona se queda y Manolito, una vez más, acaba navegando por páginas poco recomendables. Como era de esperar, el ordenador se le vuelve a colgar.

Sabiendo que no lo ha hecho bien, va a contárselo de nuevo a su padre. Ramiro, cansado de la desobediencia de su hijo toma las siguientes medidas:

  1. Le da una colleja y le quita el ordenador
  2. Le confisca la paga hasta que abone lo que Ramiro cree que costaría reparar el ordenador si él no lo arreglara
  3. Se sienta a su lado y, pacientemente, se asegura de que Manolito hace lo que tiene que hacer.
Manolito ha sido rescatado.

Pienso que lo que va a pasar en España durante la próxima semana será:
  1. Los mercados esperarán a las elecciones
  2. Posiblemente, si no hay una mejora sustancial en la prima de riesgo, seremos rescatados, intervenidos estamos desde mayo de 2010
  3. El dinero de que puede disponer el FMI rápidamente, sumado al del Fondo de Rescate de la UE, debe rondar los 500.000 millones de euros. Creo que no será suficiente para rescatar a España e Italia
No sí si acertaré, de modo que atentos los cazadores de gazapos. Lo que sí sé, es que, al igual que a Manolito, nos van a quitar la paga durante mucho tiempo.

Buen fin de semana



Fuente: salgadelosweblogs.blogspot.com

Pd: Ramiro tiene suerte de que Manolito no le haya birlado la tarjeta y se haya vuelto loco comprando...

Sihaycrisis en Twitter: @Insignificantiu

jueves, 17 de noviembre de 2011

Sihaycrisis ahora en Twitter, sigue el blog con @Insignificantiu

Sin la s del final, que no entraba jajaja

Pd: el artículo de hoy está a continuación.

Avalancha!!!!!

Creo que hay gente que no se da cuenta de las implicaciones de todo lo que está pasando a nuestro alrededor. No les culpo, yo tampoco lo hacía antes de empezar a estudiar económicas. No digo que no tengan una idea más o menos aproximada de lo que está pasando... lo que os transcribo es una conversación telefónica que tuve ayer con una de mis mejores amigas:

A: No estará tan mal la cosa... tu siempre has sido muy catastrofista... - su tono era jovial.
I: Bueno, si tu crees que tener que sacar deuda semana sí semana también no es estar mal...
A: Ya, pero yo creo que no será para tanto, ¿no? - ese "no" sonaba cargado de dudas.
I: Piensa una cosa, el día que la deuda no se coloque, España quiebra.
A: ¿Tan importante es eso?
I: Mujer depende... supongo que a los policías, médicos, etc... les hará ilusión cobrar sus nóminas. Llámame maniático, pero seguro que a tu padre le molestaría si no le pagasen la pensión... o a ese treinta y pico por ciento de parados de Andalucia igual no les hace gracia el no cobrar la prestación...
A: ¿Estarás de broma? - le temblaba un poco la voz.
I: Sabes que yo con estas cosas no bromeo. ¿No has ido leyendo el blog?
A: Sí, pero pensé que eras muy pesimista... no tenía ni idea de que la cosa estuviera tan mal... - hizo el silencio en la línea mientras su última frase flotaba en el ambiente - ¿qué se puede hacer?
I: Rezar... no servirá de nada, pero al menos consuela un poco...

Un día después de esta conversación, el gobierno saca una nueva subasta de deuda. Respecto a esto, hay algunos conceptos que os quiero refrescar:

  1. El gobierno obliga a los vendedores de deuda (colocadores) a quedarse con un 3% de esta. Si hay 22 entidades colocadoras, el 66% de la deuda ya está pre-adjudicada.
  2. La prima de riesgo es la diferencia entre en interés que paga el bono alemán y el español. Esta mañana el bono alemán pagaba 1'78% y el español un 6'61% luego la prima de riesgo es de 483 puntos. 
  3. Irlanda y Portugal fueron rescatados al alcanzar un interés del 7%.
  4. La deuda se está usando para:
    1. Pagar nóminas de trabajadores públicos
    2. Pagar prestaciones: pensiones y desempleo
    3. Pagar la luz y el gua de los ministerios
    4. Etc... gasto corriente que se llama
¿Cuál es la conclusión que extraigo de todo esto?

Si el 66% de la deuda ya estaba pre-adjudicada, eso signigica que para que se vendiera el 34% restante, ha habido que subir casi 50 puntos básicos el interés (mientras escribo esto la prima de riesgo ha subido a 490 puntos básicos).

Nadie se fia de nosotros. El gobierno está subido a un taburete en una esquina del mercado intentando vender su poción milagrosa que cura todos los males, desde la diarrea hasta las cataratas. Sin embargo, en el salvaje oeste, que son los mercados, ya nadie traga con elixires mágicos.

Actualmente, cada español debe 21.000 euros pedidos por los políticos y subiendo...

Lo dicho, estamos a la espera de intervención y después... sálvese quién pueda.



Fuente: gradocomercio.com

Pd: al cierre de este artículo, hemos pagado un interés medio del 6'97% y la última operación se cerró al 7'08% de interés. Tras las elecciones toca intervención. Eso sí... habrá dinero para un rescate? apuesto a que no... 

Pd2: sihaycrisis en twitter, @Insignificantiu

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Un menú del día por favor

Desde hace años, los miércoles mis compañeros y yo vamos a comer fuera de la empresa. Así la semana se hace un poco más amena.

Siempre, salvo contadas excepciones, vamos a comer al mismo sitio: un establecimiento de una cadena de restaurantes con un menú del día por poco menos de 11 euros.

Hoy estábamos discutiendo de lo de siempre, cuando nos han traído las bebidas y me he dado cuenta de algo que me ha parecido muy curioso: el camarero era español. No es racismo, ni mucho menos, es una mera observación.

Desde 2008, he ido a comer ahí casi todos los miércoles, el personal siempre ha sido inmigrante, absolutamente todos, un crisol de países que poblaba el servicio de este y otros restaurantes adyacentes. Hasta hoy. ¿Qué nos dice eso?

1.- Antes no es que los españoles no quisieran estos trabajos. Es que no los querían al precio que otros los aceptaban. Es decir, la inmigración masiva produjo una bajada de salarios en ciertos sectores.

2.- Durante años, los españoles han encontrado mejores sectores para trabajar.

3.- Estando las cosas como están, descarto que hayan subido los sueldos hasta hacerlos atractivos a los españoles, por tanto, han sido los españoles los que han rebajado sus espectativas salariales.

Conclusión: la gente empieza a trabajar de lo que sea por lo que sea. Pienso que, cada vez más, la gente comienza a perder la esperanza de que la crisis acabe pronto. Nos estamos ajustando el cinturón a lo bestia.

Recuerdo una conversación que tuve con un amigo hace tres años, curiosamente, no pronuncié ni una palabra. Éste chico siempre, desde que le conozco, ha conseguido trabajo de una cosa u otra, repito, SIEMPRE. Él trabajaba de camarero en un bar de mi pueblo en Jaén y yo fui a desayunar allí, como cada vez que visito a mis padres, así aprovechaba y le veía.

C: Llevamos ya un año así, ¿se acaba ya la crisis?

Negué con la cabeza.
C: ¿Va a ser peor?
Asentí con la cabeza.
C: Joder, no será tan malo...
Volví a asentir con la cabeza.
C:Vamos que nos vamos a pelear por la comida - me dijo en tono jocoso mientras me servía una tostada.
Volví a asentir con la cabeza, por aquel entonces esperaba equivocarme.

Hoy por hoy, la crisis no sólo no ha remitido sino que va a peor. Mi amigo, por primera vez en 35 años está parado desde hace más de tres meses. Está estudiando intentando formarse como electricista.


Fuente: zumodeempleo.wordpress.com

Pd: la izquierda en España... vamos que la derecha tampoco ha de ser muy diferente... pero de esos no tenemos fotos.

martes, 15 de noviembre de 2011

Damas, caballeros, ha sido un placer navegar con ustedes

Había dos ciudades, Villabuena y Villamejor. En estas ciudades todos los ciudadanos vivían bien, vivían muy bien. Tenían buenas viviendas, un sistema de protección social estupendo y cambiaban de coche cada pocos años. Se podía decir que la suerte les sonreía.

Un día, se reunieron los alcaldes de ambas ciudades con los grandes empresarios de éstas; estaban preocupados porque sus empresas ya no ganaban más dinero. No es que perdieran, pero el beneficio se había estancado. Tras mucho deliberar, se les ocurrió, a todos a la vez, que tal vez se ganaría más dinero si se vendieran los productos fuera de Villabuena y Villamejor. Al fin y al cabo, ¿quién no querría tener un Paquita's (coche de lujo fabricado en Villamejor)?

Como los ciudadanos de los pueblecitos no podían pagar por las buenas un Paquita, los jerifaltes públicos y privados de las dos ciudades se ofrecieron a darles dinero, a fondo perdido, para que mejoraran sus campos e industrias, de forma que pronto podrían comprarse todos uno de estos vehículos.

Gracias a el dinero de las ciudades que entraba en los pueblecitos a espuertas, el nivel de vida comenzó a aumentar. Los modestos ayuntamientos se instalaron en grandes palacios, todos los trabajadores tenían un Paquita oficial y, como setas, florecieron las televisiones locales.

En el sector privado la cosa también marchaba de fábula. Cada vez se contrataba a más gente que, alentada por su brillante futuro, pedía créditos para consumir todo lo que había soñado. Se tuvieron que ensanchar los pueblos ante la llegada de gente de otros pueblos que venían al calor del crecimiento y, también, para que todos los orgullosos propietarios aparcaran sus flamantes Paquita's. Todos tenían de todo.

El problema se presentó cuando las dos grandes ciudades tuvieron que dejar de regalar dinero a los pueblecitos. Lo que los alcaldes de Villabuena y Villamejor no habían tenido en cuenta era que el dinero se había despilfarrado en los pueblos mientras que, ellos, cada vez tenían que subír más los impuestos para mantener el ritmo de ayudas. Sus ciudadanos ya no estaban tan contentos y se olvidaron pronto de que a ellos, también les benefició el crecimiento de sus pequeños vecinos.

Mientras, en los pueblos, los alcaldes ya se habían acostumbrado al dinero que les llegaba de las ciudades de modo que decicieron pedir dinero prestado a los bancos de Villabuena y Villamejor. Estos, deseosos de hacer negocio les dieron todo el dinero que pidieron, de forma que el esplendor volvió a los pueblos. Pero era falso.

Un día, los bancos se preguntaron si los pueblos podrían devolver todo lo que les habían prestado. Cuando la respuesta se hizo evidente, cundió el pánico.

***********************************

De momento, ya han caído Grecia, Irlanda, Portugal y ahora Italia; sólo falta España y, sospecho, que si no se ha dicho nada ha sido porque hay elecciones. Nuestra prima de riesgo (la diferencia en el interés entre el bono alemán y el español) ha vuelto a los 450, una cifra de pre-rescate. Nuestra deuda paga el 6'2% de interés y, aún así, no se han colocado hoy los 3.500 millones que se esperaban colocar, sino que han sido 3.158... y os recuerdo que con este dinero se pagan nóminas y material básico.

El fondo de rescate europeo, ya nace herido pues uno de los principales aportantes era Italia y en Alemania y Francia los ciudadanos están cansados de pagar impuestos para beneficiar a países irresponsables. Por desgracia, olvidan que Alemania y Francia son los principales tenedores de deuda Griega e Italiana, de modo que si estos países dejan de pagar, sus bancos se van al garete.

En el FMI tampoco se pueden depositar esperanzas... el dinero del que puede disponer de forma rápida apenas supera los 300.000 millones de euros, una cantidad que no rescataría ni a la mitad de Italia. Tengo la sensación de que se están tocando los últimos acordes de un baile que no nos va a gustar. Alemania y Francia, de hecho, ya se reunen a solas entonando un mudo "sálvese quien pueda".

Y, por cierto, os recuerdo que el Fondo de Garantía de Depósitos (el que avala nuestros ahorros en los bancos) se está usando para ayudar a las cajas de ahorros... Desde el principio, el objetivo de este blog ha sido poner en común la información económica para, entre todos, tener un poco más claro lo que está pasando. No sé cuando se hará oficial, pero os digo que España esta quebrada.



Fuente: eleconomista.es

Pd: gracias a Julio y al resto de "corresponsales" que me enviáis cosas y me ayudáis. Un abrazo

viernes, 11 de noviembre de 2011

Génesis

Villalpardillo del Sur era un hermoso pueblo perdido en la Sierra de Guadarrama. Con sus poco más de 100 habitantes, la calma estaba asegurada por las calles. Prácticamente todas las necesidades de la localidad estaban cubiertas por sus residentes.

En Villalpardillo del Sur durante años, la principal industria había sido la recogida de la castaña pilonga. Aunque el pueblo contaba con panadero, restauradores (dueños de bar), un médico, etc... la mayoría de los habitantes vivían de esto.

Un día, Europa les prometió dinero por arrancar los castaños, ya que hacían la competencia a los castaños franceses y la cuota española había de reducirse. Dicho y hecho. Matías, el alcalde, supervisó el arrancado de los castaños. Durante años, el pueblo vivió de subvenciones y se maravilló de la suerte de que le pagaran sin tener que trabajar. Oh si, la vida era hermosa.

Hasta que se acabaron las subvenciones. De repente, Europa decidió que no se podía gastar tanto dinero en la Política Agraria, pues las dietas y prebendas de los políticos necesitaban aún más dinero. Las subvenciones se acabaron y Villalpardillo del Sur entró en recesión.

El señor Matias, alcalde casi vitalicio, tuvo la brillante idea de contratar a los ciudadanos en el ayuntamiento. Así, podrían tener dinero de nuevo y, através del gasto en el bar, la ferretería y la panadería, reactivar la economía local. Dicho y hecho. De pronto, en lugar de los 10 trabajadores habituales, el ayuntamiento se encontró que su plantilla se había triplicado. Durante un año, todo fue bien y la gente volvió a maravillarse con el buen hacer del alcalde.

Cuando, al año siguiente, don Serafín, el tesorero del ayuntamiento, hizo las cuentas, se fijó en que las arcas del pueblo se habían vaciado. Ahora sólo guardaban telarañas. Ni corto ni perezoso, se lo dijo al alcalde. Don Matías se encontró entonces en una encrucijada: sanear las cuentas despidiendo a sus amigos de carajillo y dominó del domingo o buscar más dinero. Incapaz de hacer lo primero, optó por lo segundo.

Primero subió los impuestos todo lo que pudo y cuando vio que eso no era suficiente, pidió dinero prestado a la Caja de Ahorros de Villalpardillo del Sur donde, gustosamente, le financiarion sus planes.

Como los impuestos habían subido, a los impresarios del pueblo (el panadero, el del bar, Paco el ferretero, etc...) les costaba cada vez más sacar beneficio. Al principio, pidieron dinero prestado, pero resultó que todo el crédito lo tenía acaparado el ayuntamiento de modo que, al final, tuvieron que cerrar y dejar el pueblo.

Al final, el pueblo fue perdiendo habitantes. No había trabajo y tuvieron que emigrar. El alcalde tuvo que cerrar el ayuntamiento y acabó sus días sentado bajo el último castaño que quedaba, observando el cartel de "Se vende" que habían puesto en la entrada del pueblo... esperando a que la oferta del francés o el alemán que se han interesado sea auténtica.


 Fuente: gurusblog.com

Buen fin de semana

jueves, 10 de noviembre de 2011

Se vende país, pedir por: Italia

Tiburcio Fresnadillo era el orgulloso propietario de una empresa de fabricación de marcos en Villabajo de Arriba. Su empresa contaba con una plantilla de tres personas: Maria, la secretaria y comercial, Paco, el oficial de marquetería y Chencho, una aprendiz que tenía a media jornada.
Tiburcio, cada año, aprovechaba los últimos días de diciembre para planificar los gastos que tendría su empresa de forma que el resto del tiempo no tuviera que preocuparse excesivamente.

Nóminas (14 pagas prorrateadas)
Maria……….22.000 euros
Paco…………24.000 euros
Chencho……8.400 euros
Suministros
Electricidad….3.000 euros
Agua…………….1.200 euros
Materias primas
Madera………..14.000 euros
Pinturas……….5.000 euros
Varios (clavos, pegamento, etc…)….. 600 euros

Como la sede de la empresa la tenía en propiedad, no pagaba alquiler y si tenía algún imprevisto, lo sacaba de la cuenta del mismo nombre. En total, tenía unos costes totales de 90.000 euros, 78.200  euros de costes varios más 11.800 de la caja de imprevistos.

La empresa marchaba bien y Tiburcio ganaba unos 40.000 euros de media cada año. Hasta que su hija se casó... A petición de su vástaga, Tiburcio incorporó a la empresa a su yerno Borja María. Un economista con grandes planes de expansión para Marquesa (la empresa marquetera).

Marquesa llevaba autofinanciándose años, pero no tenía dinero suficiente para ejecutar los ambiciosos planes de Borja María. Resignado, para que su hija y su yerno le dejasen tranquilo, fue al banco a pedir financiación para que Marquesa se convirtiera en International Marcos Inc. El director del banco, contento de tener como cliente a una empresa tan sólida como Marquesa, le abrió el grifo del dinero sin reservas.

Borja María construyó una nueva sede, despidió a los empleados y deslocalizó la producción mientras Tiburcio disfrutaba de su, impuesta, jubilación. Todo iba viento en popa hasta que aparecieron las cámaras digitales. La gente comenzó a guardar sus fotos en el ordenador y se vendían menos marcos. De pronto, los prestamistas no confiaban tanto en la solvencia de la empresa, por mucho que Borja María dijese lo contrario a cualquiera que quisiera escucharle.

La International Marcos Inc tuvo que hacer frente a los préstamos que había usado para abrir decenas de delegaciones por todo el mundo. El director del banco ya no ponía la alfombra roja cada vez que se reunía con la cúpula de la empresa. Sin crédito para pagar a sus cientos de empleados, las materias primas, la luz, etc...la International Marcos Inc quebró. Era tan grande, que dependía del crédito para vivir y, sin este, murió. 

Tiburcio ahora pasea y mira con nostalgia la sede de su antigua empresa. Echa de menos a Maria, Paco y Chencho.

Básicamente, eso es lo que pasa en Italia.

El dinero se ha despilfarrado en un sistema autonómico muy parecido al español. Con una corrupción muy parecida a la española.Con un mercado laboral con gente con contrato fijo y gente con contrato temporal, muy parecidos a los españoles.

Italia ha vivido de crédito durante los últimos años. Lo ha usado para todo. Pensad en las nóminas de los empleados públicos, la luz de los edificios, las flores de los parques, los folios de las oficinas, los silbatos de los agentes, la gasolina de los bomberos. TODO.

Ahora, se insinúa que habrá que rescatarla pues, igual que España, gasta demasiado. El problema es que cuando se rescató a Grecia, se usaron 130.000 millones (y aún no se ha solucionado el problema, verdad), pero Italia es mucho mayor. Pensad en lo que suman todos los pagos de un país durante un tiempo y tendréis el dinero que necesita Italia.Ahora, el fondo de rescate (que se estrenó con 440.0000 millones de euros) tiene 250.000 millones, de los cuales 139.000 millones los aporta precisamente Italia, así que sólo contaría con 110.000 milones.

¿Y si el BCE no tiene dinero suficiente?

¿Y cuando le toque a España?, ¿se dejan lo mejor para el final?


Fuente: tiojimeno.es

miércoles, 9 de noviembre de 2011

martes, 8 de noviembre de 2011

¿Os apetece una cervecita?

Algo tan sencillo como tomarse una caña con los amigos puede darnos toda una lección de vida.

Todos los días 10 hombres se reunen en un bar para charlar y beber cerveza. La cuenta total de los diez hombres es de 100€. Acuerdan pagarla de la manera proporcional en que se pagan los impuestos en la sociedad de un país, con lo que la cosa sería más o menos así, según la escala de riqueza e ingresos de cada uno:
  • Los primeros 4 hombres (los más pobres) no pagan nada.
  • El 5º paga 1€. 
  • El 6º paga 3€. 
  • El 7º paga 7€. 
  • El 8º paga 12€. 
  • El 9º paga 18€. 
  • El 10º (el más rico) paga 59€.
A partir de entonces, todos se divertían y mantenían este acuerdo entre ellos, hasta que, un día, el dueño del bar les metió en un  problema: “Ya que sois tan buenos clientes,” les dijo, “ os voy a reducir el coste de las cervezas diarias en 20€. Desde ahora costarán 80€.”

El grupo, sin embargo, planteó seguir pagando la cuenta en la misma proporción que lo hacían antes.

Los cuatro primeros siguieron bebiendo gratis; la rebaja no les afectaba en absoluto.

¿Pero qué pasaba con los otros seis bebedores, los que realmente abonan la cuenta? ¿Cómo debían repartir los 20€ de rebaja de manera que cada uno recibiese una porción justa?

Calcularon que los 20€ divididos en 6 eran 3,33€, pero, si restaban eso de la porción de cada uno, entonces el 5º y 6º hombre estarían cobrando para beber, ya que el 5º pagaba antes 1€ y el 6º 3€. Entonces el barman sugirió una fórmula en función de la riqueza de cada uno, y procedió a calcular la cantidad que cada uno debería pagar.

  • El 5º bebedor, lo mismo que los cuatro primeros, no pagaría  nada: (100% de ahorro)
  •  El 6º pagaría ahora 2€ en lugar de 3€: (ahorro33% ) 
  • El 7º pagaría 5€ en lugar de 7€: (ahorro 28% ). 
  • El 8º pagaría 9€ en lugar de 12€: (ahorro 25% ). 
  • El 9º pagaría 14€ en lugar de 18€: (ahorro 22%). 
  • El 10º pagaría 49€ en lugar de 59€:(ahorro 16%).
Cada uno de los seis pagadores estaba ahora en una situación mejor que antes: los primeros cuatros bebedores seguían bebiendo gratis y el quinto también.

Pero, una vez fuera del bar, comenzaron a comparar lo que estaban ahorrando.

 “Yo sólo recibí 1€ de los 20 ahorrados ,” dijo el 6º hombre y señaló al 10º bebedor, diciendo “ Pero él recibió 9€”  “Sí, es correcto ,” dijo el 5º hombre. “ Yo también sólo ahorré 1€; es  injusto que él reciba nueve veces más que yo.”  “Es verdad ”, exclamó el 7º hombre. “¿Por qué recibe él 9€ de rebaja cuando yo recibo sólo 2€? ¡Los ricos siempre reciben los mayores  beneficios!”  “¡Un momento !”, gritaron los cuatro primeros al mismo tiempo. “¡ Nosotros no hemos recibido nada de nada. El sistema explota a los  pobres!”  Los nueve hombres rodearon al 10º y le dieron una paliza.

 La noche siguiente el 10º hombre no acudió a beber, de modo que los nueve se sentaron y bebieron sus cervezas sin él. Pero a la hora de  pagar la cuenta descubrieron algo inquietante:  Entre todos ellos no  juntaban el dinero para pagar ni siquiera LA MITAD de la cuenta. Y así es, amigos y amigas, periodistas y profesores universitarios y asalariados, profesionales y gente de la calle, la  manera en que funciona el sistema de impuestos. La gente que paga los   impuestos  más altos son los que se benefician más de una reducción de  impuestos.

Póngales impuestos muy altos, atáquenlos por ser ricos, y  lo más probable es que no aparezcan nunca más. De hecho, es casi  seguro que comenzarán a beber en algún bar en el extranjero donde la  atmósfera es algo más amigable.

La próxima vez que un político os diga que la crisis la van a pagar los ricos, pensad bien si eso es creíble y/o conveniente... Ellos no van a pagar ninguna crisis, más que nada, porque tienen medios para eludirlo.



Fuente: blogs.lainformacion.com

Pd: me hicieron mucha gracia  los 3 minutos de debate que vi ayer, sobre todo cuando Rubalcaba juraba que no se había dado dinero a ningún banco. Alguien debió preguntar ¿tampoco a ninguna caja?

lunes, 7 de noviembre de 2011

De cigarras y hormigas

El viernes de la semana pasada, algunos me pedíais que aclarara por qué no era lo mismo que España y/o Uk tuvieran un gran volumen de deuda pública. Voy a intentar responderos con una historia.

Pepe Cigarra y Pepe Hormiga trabajaban juntos en un establecimiento de comida rápida. Como la mayoría de seres humanos, ambos aspiraban a más tanto social como económicamente. Ese trabajo era para ambos el primer peldaño.

Al estar trabajando, el banco de ambos les preconcedió un préstamo por 15.000 euros.

Como dicen en la televisión, Pepe Cigarrra se merecía el último modelo de Audi A3. Tras presentar documentación varia, Pepe por fin pudo ir al concesionario y adquirir su vehículo. Al salir del garaje, con su nuevo y flamante medio de transporte, el Sr. Cigarra se dio una vuelta por su barrio para que sus amigos vieran como había prosperado.

El compañero de trabajo de Pepe Cigarra, Pepe Hormiga, pensaba de otra manera. Se le ocurrió que ese préstamo caída del cielo y que tal vez le sirviera para cumplir uno de sus sueños: abrir una pequeña asesoría fiscal. Tras echar una y mil cuentas, Pepe Hormiga pidió el préstamo y comenzó a montar su empresita a la vez que seguí trabajando para el establecimiento de comida rápida.

Seis meses después, una investigación de sanidad cerró el chiringuito de comida rápida. Pepe Cigarra y Pepe Hormiga se quedaron en la calle, ambos con un préstamo aún por pagar.

La diferencia es que Pepe Cigarra ha pedido un préstamo para comprar algo que no sólo no produce dinero, sino que lo gasta, mientras que Pepe Hormiga ha usado el dinero para crear algo que, con un poco de suerte, le producirá dinero. ¿Quién creéis que estará más nervioso: el ejecutivo que concedió el préstamo a Pepe Hormiga o a su amigo, el sr. Cigarra?

Con los países sucede lo mismo. Lo importante no suele ser la cantidad de deuda pública existente, sino para qué se ha pedido (si se utiliza para pagar el gasto corriente o para invertir en algo que tenga un retorno económico a posteriori) y si existe una capacidad real de pago.

Debido a esto, la deuda Alemana o Británica (Pepe Hormiga) están sometidas a un tipo de interés menor que la italiana o española (los Pepes Cigarra). Que Alemania o Gran Bretaña no paguen, es algo que hoy por hoy (ya veremos mañana) no entra en la cabeza de los inversores. Tienen mucha deuda pública, pero también tienen una gran capacidad de pago. Sin embargo, Italia y/o España, tienen menos deuda pública, pero existen dudas sobre que puedan pagar. Por eso aumenta el riesgo país y el interés de la deuda española y/o italiana.

Espero haber aclarado vuestras dudas.



Fuente: finanzayvalor.blogspot.com

Pd: ya se que hay mucho más que se puede decir ajajajajaja que os veo venir jajajajaja

viernes, 4 de noviembre de 2011

Cartas

El amigo Julio Gómez me ha hecho llegar unas cartas que al parecer se publicaron en el diario alemán Stern. Independientemente de que esto sea verdad o no, las misivas dan un punto de vista bastante acertado y ameno acerca de lo que pasa en Grecia.

Transcribo una carta (la última de las dos) que me parece GENIAL sobre la verdad de los problemas de la crisis economica de Grecia.Esto, sin tomar en cuenta la verdad de que, considerando la "deuda total" en la eurozona, el campeón no es Grecia.La superan Holanda con 234%, Irlanda con 222%, Bélgica con 219%, España con 207%, Portugal con 197%, Italia con 194%, etc. etc. (Nota de Insignificantius: la deuda en sí no es un problema, el problema es para qué se usa. No es lo mismo crear deuda para construir infraestructuras que produzcan dinero que para pagar gasto corriente. No es lo mismo que UK tenga una deuda del 100% del PIB a que la tenga España)

Saludos Ing. Georgios Souvatzis

INTERCAMBIO DE CARTAS ABIERTAS APARECIDAS
EN EL PERIÓDICO SEMANAL ALEMÁN “STERN”


Hace unos meses, apareció publicada una Carta Abierta dirigida a “Queridos griegos” por un ciudadano alemán de nombre Walter Wuellenweber, que como título llevaba:

Después que Alemania tuvo que salvar a los Bancos, ahora debe salvar también a Grecia. Los griegos que primero han hecho alquimias con el Euro, ahora en vez de hacer economías, hacen huelgas

Queridos griegos: desde 1981 pertenecemos a la misma familia. Nosotros, los alemanes, hemos aportado como nadie otro al Fondo común, cerca de 200.000.000.000 euros, mientras que Grecia ha recibido cerca de 100 mil millones de esa suma, o sea la mayor suma per cápita que ningún otro pueblo de la UE. Nunca ningún pueblo ayudó hasta ahora voluntariamente hasta este grado a otro y por tanto tiempo. Son Uds sinceramente, los amigos más caros que tenemos.

El caso es que no solo Uds se engañan a sí mismos, sino que también a nosotros. En esencia, Uds nunca demostraron ser merecedores de nuestro Euro. Desde su incorporación como moneda de Grecia, nunca lograron hasta ahora cumplir con los criterios de estabilidad. Dentro de U.E. son el pueblo que gasta las mayores sumas en bienes de consumo.

Uds descubrieron la Democracia, entonces deben conocer que se gobierna a través de la voluntad del pueblo, quien finalmente tiene la responsabilidad. No digan entonces, que solo los políticos son responsables del desastre. Nadie los obligó a evadir durante años impuestos, oponerse a cada política coherente para reducir el gasto público y nadie los obligó a elegir los gobernantes que han tenido y tienen.

Los griegos son quienes nos han mostrado el camino de la Democracia, de la Filosofía y de los primeros conocimientos de Economía Nacional. Pero ahora nos muestran un camino equivocado. Y donde Uds ya han llegado, no va más allá!!


A la semana siguiente, STERN publica una Carta Abierta de un griego,
dirigida a Wuellenweber:


Querido Walter, me llamo Georgios Psomás. Soy funcionario público y no “empleado público” como despectivamente, como insulto, se refieren a nosotros mis compatriotas y tus compatriotas.. Mi sueldo es de 1.000 euros.Por mes eh? No vayas a pensar que son por día, como te quieren hacer creer en tu país. Fijate que gano una cifra que es muy inferior en euros a la tuya, que es de varios miles.

Desde 1981, tenéis razón, pertenecemos a la misma familia. Solo que nosotros les hemos concedido en exclusividad a Uds un montón de privilegios, como ser los principales proveedores del pueblo griego de tecnología, armas, infraestructura (2 autopistas y dos grandes aeropuertos internacionales), telecomunicaciones, productos de consumo,autos, etc. Si me olvido de algo perdóname.

Te señalo que dentro de la UE somos los mayores importadores de productos de consumo que elaboran las
fábricas alemanas. La verdad es que no hacemos responsables solo a nuestros políticos por el desastre de Grecia. Contribuyeron mucho algunas grandes empresas alemanas, las que pagaron enormes coimas a nuestros políticos para asegurarse los contratos, para vendernos de todo, como unos cuantos submarinos fuera de servicio, que puestos en el mar, quedan tumbados de costado en el mar.

Yo sé que aún no das crédito a lo que escribo. Ten paciencia, espera, lee toda la carta y si no llego a convencerte, te autorizo a que me eches de la Eurozona, ese lugar de la VERDAD, de la PROSPERIDAD, de la JUSTICIA y de lo CORRECTO. Estimado Walter: Pasó más de medio siglo desde que la 2da Guerra Mundial terminó, ES DECIR MÁS DE 50 AÑOS, desde la época en que Alemania debería haber saldado sus obligaciones con Grecia.

Estas deudas, QUE SOLO ALEMANIA hasta ahora se resiste a saldar con Grecia, (Bulgaria y Rumania han cumplido en pagar las indemnizaciones estipuladas), consisten en :

  1. Una deuda de 80.000.000 de marcos alemanes por indemnizaciones, que quedó impaga desde la Primera Guerra Mundial
  2. Deudas por diferencias de clearing, en el período entreguerras, que asciende hoy en 593.873.000 dólares USA. 
  3. Los préstamos obligados que contrajo el III Reich a nombre de Grecia durante la ocupación alemana, que ascendieron en 3,5 mil millones de dólares durante todo el período de ocupación. 
  4. Las reparaciones que debe Alemania a Grecia , por las confiscaciones, persecuciones, ejecuciones y destrucciones de pueblos enteros, rutas, puentes, líneas ferroviarias, puertos, que produjo el III Reich,y que según lo dictaminado por los tribunales aliados, asciende a 7,1 mil millones de dólares, de los cuales Grecia no vio un billete aún. 
  5. Las inmensurables reparaciones de Alemania por la muerte de 1.125.960 griegos (38.960 ejecutados, 12.000 muertos como daño colateral, 70.000 muertos en combate, 105.000 muertos en los campos de concentración en Alemania, 600.000 muertos de hambre, etc. etc.) 
  6. La tremenda e inmensurable ofensa moral ocasionada al pueblo griego y a los ideales humanísticos de la cultura griega. Sé, amigo Walter, que no te debe gustar para nada lo que te escribo. Lo lamento Pero más me molesta lo que Alemania quiere hacer conmigo y con mis compatriotas. Amigazo Walter: en Grecia operan 130 empresas alemanas, dentro de las cuales se incluyen todos los colosos de la industria de tu país, las que tienen ganancias anuales de 6,5 mil millones de euros. Muy pronto Walter, si la cosa sigue así, no podré comprar más productos alemanes, porque cada vez tengo menos dinero. Yo y mis compatriotas crecimos siempre con privaciones, lo vamos aguantar, no te hagas problema. Podemos vivir sin BMW, sin Mercedes, sin Opel, sin Skoda. Dejaremos de comprar productos de Lidl, de Praktiker, de IKEA. Pero Uds, Walter, cómo se las van a arreglar con los desempleados que dejará esta situación que por ahí los obligue a bajar su standard de vida, sus autos lujosos, sus vacaciones al exterior, sus excursiones sexuales a Tailandia? Uds (alemanes, suecos, holandeses, y restantes “compatriotas” de Euroza) pretenden que nos vayamos de Europa, de la Eurozona y no sé también de donde más. Creo firmemente que debemos hacerlo, para salvarnos de una Unión que es una banda de especuladores financieros, un equipo en el cual jugamos, si consumimos los productos que Uds ofrecen: préstamos, bienes industriales, bienes de consumo, obras faraónicas, etc. 

Y finalmente Walter, debemos “arreglar” otro tema importante, ya que ud también, es deudor de Grecia: ¡EXIGIMOS QUE NOS DEVUELVAN LA CIVILIZACIÓN QUE NOS ROBARON!!!

Queremos de vuelta a Grecia las inmortales obras de nuestros antepasados, que guardan en los museos de Berlín, de Munich, de París, de Roma y de Londres.

Y EXIJO QUE SEA AHORA!!

Ya que si me muero de hambre, me quiero morir al lado de las obras de mis antepasados.
Cordialmente
Georgios Psomá



Fuente: elpuercoespin.com.ar
 
Conclusión: creo que ambas cartas dicen verdades, Grecia no debió entrar en el euro, pero como a Alemania le venía bien que lo hiciera, pues entró. Ahora, todos los países deben pagar por el beneficio que ha obtenido este país.

El referéndum ha sido suspendido, parece que al Sr. Papandreu se le han quitado las ganas de meter caña a Europa. En el fondo, como os comenté ayer, saliera lo que saliera estarían jorobados...

jueves, 3 de noviembre de 2011

De la sartén a... el horno crematorio

Año 500 antes de Cristo, la Grecia clásica acapara las portadas de todos los magazines de la época, las constumbres y usos griegos copan el contenido de los blogs, y es que, Grecia está de moda.

Año 2011 después de Cristo, Grecia muy a nuestro pesar, vuelve a estar de moda.

Como os comentaba ayer, lo que está pasando en Grecia proviene de haber vivido muy por encima de sus posibilidades durante años. A costa de manipular informes contables, endeudarse y tener a sus ciudadanos callados con dinero de otros (deuda pública y cosas así), el país heleno ha tenido unos muy buenos diez años. A países como Alemania, exportadores natos, le interesaba que hubiera cuantos más países en el euro mejor, más sitios a los que exportar sus bienes.

Ahora, toca apretarse el cinturón. Si el país quiere recibir ayuda europea (otra vez), debe comprometerse a hacer una serie de reformas harto impopulares. Ante la crispación que recorre el país, el presidente decide hacer un referendum acerca de la permanencia en el euro del país.No es listo ni nada el primer ministro...

¿Cómo afectará el resultado a Zeus Popodopoulos, carnicero en Salonika?

Ahora voy a encender la bola de cristal.

  1. Opción A: los griegos votan sí. El país recibe unos cuantos millones de euros para seguir tirando. Durante unos meses de asegura el pago de sueldos y suministros por parte de la administración. Los funcionarios compran entrecots a Zeus, contentos de tener el sueldo asegurado unos meses más. Sin embargo, los ciudadanos se han pasado del cerdo al pollo, algo más barato, pues tienen que apretarse el cinturón hasta que se le corta la respiración. Además, la economía griega se hará adicta a las ayudas y tendrá que recibir un séptimo, un octavo y un noveno tramo de ayudas. todo se reduce a llegar a mañana, Grecia apenas tiene industria y se teme que nunca podrá devolver a las ayudas. En los mapas, en lugar de "Atenas", comenzará a aparecer el rótulo "Coca Cola patrocina Atenas"
  2. Opción B: los griegos votan no a Europa. El país se queda sin dinero antes de navidad. Los funcionarios no cobran y por tanto viven de sus ahorros. Zeus no vende ni un solo entrecot (suerte tendrá si no saquean su negocio). Además, como Grecia ha salido del euro, toda la carne que proviene de fuera del país, de pronto, cuesta diez veces más (precio de coste, ojo). Los ciudadanos se niegan a pagar esos precios de modo que Zeus sólo vende pollo y conejo, productos que le dejan un margen miserable. Los griegos se consuelan pensando que, por muy mal que estén ellos, peor están los banqueros europeos, la mayoría infartados al darse cuenta de que tooooda la deuda griega que tienen, no vale nada. España e Italia se contagian. Además, los helenos están orgullosos, no en vano han sido capaces de timar 280.000 millones de euros en ayudas a Europa.
La cosa está tan mal, que no hay salida buena. Hay que elegir la menos mala.

Mientras, en España el dato de desempleo es terrible: 134.182 personas al paro. Ando buscando el número de cotizantes a la Seguridad Social para ver cuando será inviable el pago de prestaciones... malos tiempos se avecinan. Yo, por si acaso, ya he elegido a qué país voy a emigrar... dicen que Panamá está precioso en esta época del año.



Traducción: "En venta"
Fuente: absolutgrecia.com
Twitter Bird Gadget